Skip to content

Una de romanos

27 mayo 2009

En los antiguos Peplum lo de menos solía ser el argumento. La gente iba al cine a ver una gran superproducción, y si podía ser de Cecil B. Demille (el Spielberg de la época), mejor. Tenía que notarse la pasta: trasladado al fútbol, y como dijo un entrenador algo conocido por estos lares, “el dinero en el campo, no en el banco”. Eso implicaba un gran número de figurantes, espléndidas peleas de gladiadores, alguna que otra carrera de carros con mala leche y, si podía ser, algún judío con ganas de separar las aguas del Mar Rojo. Espectáculo, ante todo espectáculo. Luego venían los actores, y donde estuviera un buen Charlton Heston que se quitara todo lo demás. Los ingleses le otorgan este papel protagonista a un portugués con un cierto aire chulesco, mientras que nosotros se lo adjudicamos a un argentino de rasgos aniñados, pero en el fondo todos ansiamos lo mismo: que nuestro héroe logre derrocar al imperio romano a base de tesón, talento, calidad y un guiño divino, que para eso estamos en Roma, caramba.

A veces Sansón separaba las columnas, a veces Cleopatra nos jodía la marrana. No siempre salíamos del cine satisfechos, cierto, pero seguro que si al año siguiente se estrenaba otra de romanos acudíamos a la sala en tropel y más contentos que un gladiador absuelto por el César. Ésa es la grandeza del cine y, en cierta medida, del fútbol: siempre habrá un partido mejor, una cita de mayor tensión, un apoteosis en el que coronarse. Y el día en que Heston no esté siempre podremos recurrir a Crowe, que no lo hacía tan mal a las órdenes de Ridley. De momento, nos conformaremos con que nuestros gladiadores salten al terreno de juego con ganas de devolvernos en entrega la ilusión que hemos puesto en ellos, con la diferencia de que en vez de entonar el “los que van a morir te saludan” alguien en el vestuario les habrá soltado lo de “salid y disfrutad”. Y  nosotros también, qué carajo, pues no olvidemos que, como cantaba Sabina, lo mejor de las pelis de romanos era sentarse en la fila de los mancos y meterle mano a nuestra acompañante. A los que vayan al campo, que se arrimen a las catalanas, que las británicas con pinta de ‘Hooligan’ no están de buen ver. A los que se queden en casa, pues bueno, que se consuelen en el sofá con la pareja si no cae la orejuda, y si cae, vigilen que reina la crisis y no estamos para tener gastos extra dentro de nueve meses.

In Pep We Trust.

Amén.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. 27 mayo 2009 9:27 am

    y quien hace de esclavo tony curtis complaciente con su amo?

  2. 27 mayo 2009 9:43 am

    Bien traido, Tácito, para este último amén de la temporada.

  3. Ant. permalink
    27 mayo 2009 10:19 am

    Me encantan las peplum. No sabía que este género de llamara así. Yo siempre las he llamado “una de romanos”.
    También me encanta la Champions, aunque siempre se conocerá como Copa de Europa.

    Toda la suerte para los nuestros y toda buena.

  4. polifònic permalink
    27 mayo 2009 11:19 am

    Oh… Los Peplums! Que recuerdos de sesión doble y pipas!

    El inigualable Victor Mature, del que Groucho dijo que no le gustaban sus películas, porque el protagonista masculino tenía más tetamen que el femenino. “Sansón y Dalila”, La “túnica sagrada”, “Los gladiadores la tenían de metro”…

    Se me olvidaba, esto es un blog de fútbol, no cine de barrio. Si el Barça practica la M-W y los otros el 4-4-2 con cruzado mágico en rombo y el lateral derecho del Barça ocupa la posición teórica de extremo izquierdo y el volante derecho permuta la posición con el volante izquierdo y se frenan las incursiones por banda de los laterales contarios, “això ja està fet”.

    En reusmen:”joc ras i puntada al fetge”, como cuando un servidor era joven.

  5. Kanirove permalink
    27 mayo 2009 12:25 pm

    Sólo quiero que me dejen salir antes de la oficina para poder contemplar tan apoteósico encuentro.

  6. Corvo permalink
    27 mayo 2009 12:28 pm

    (ya no puedo ni hablar)

  7. Davit permalink
    27 mayo 2009 3:38 pm

    Verba volant, acti manent!

    Ad astra per aspera!

    Força Barça!

  8. 27 mayo 2009 3:50 pm

    brrr

    ale, que deu reparteixi sort i que tota caigui del nostre cantó

    J un besitu,

  9. Penélope permalink
    27 mayo 2009 4:02 pm

    ohhhh Victor Mature…. pero nada como Ben Hur y el odioso Mesala ….a ése, a ése se parece el depilao

    alea iacta est

  10. rafamapa permalink
    27 mayo 2009 8:34 pm

    Ojo que a las “peplum” también se iba porque había mas “destape” que en las del “oeste” en las de “guerra” (que no había ninguno) o en las “de amor”, que, convenientemente censuradas, sólo dejaban ver el beso mientras no fuese “de tornillo”.
    “Delenda est Manchester”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: