Skip to content

Anticlimático

10 mayo 2009

Previsible lo del Madrid ayer: después de las seis bofetadas que les propinamos en campo propio lo más lógico era que en Mestalla el equipo saltara medio groggy, y más si le faltaba el centro del campo. Les metieron tres pero creo que a todos nos daba ya igual. Por lo menos yo no vi nunca un partido decisivo de la Liga de forma tan relajada y tan convencido de que el resultado sería favorable a nuestros intereses.

Así que, como dicen todos los medios deportivos hoy, nos han servido la Liga en bandeja y tenemos el primer ‘match-ball’ esta tarde a las siete en nuestro estadio. Me ocurre como ayer: en el fondo me da igual si lo conseguimos hoy o no. Tengo tan claro que este título caerá como fruta madura que incluso si los de Pellegrini nos ganan me iré contento del estadio. Y yo me pregunto si esto me ha sucedido alguna vez en lo que llevo siguiendo fútbol, pues ciertamente se trata de un fenómeno paranormal.

¿Por qué no siento emoción intensa antes del partido de hoy? Imagino que se debe a que tras dos temporadas de haber tirado la Liga tenía tan asumido que el fútbol nos debía este título y que más pronto que tarde nos lo devolvería, que al final lo de esta tarde parece simplemente como la entrega de las llaves del piso después de haber pagado la hipoteca. Tan pronto vimos que el Barça de este año pintaba distinto y jugaba de lujo todos los culés empezamos a contar los días que faltaban para el alirón. Lo cantamos anticipadamente en diciembre ante los blancos y Salgado profetizó que “la Liga se nos haría muy larga”. A fe que tenía razón. Cada fin de semana que duró la persecución inagotable del Madrid era un desgaste innecesario, era como tener una losa encima que tenías que quitarte de una vez por todas para poder conseguir lo que merecidamente te estabas ganando en el campo domingo a domingo. El camino se nos hizo largo, sí, pero al final llegaremos a la meta y por fin tendremos la sensación de liberación que acompaña al desenlace de las largas agonías.

Tal vez por eso la emoción de esta tarde es contenida y hay un cierto ambiente anticlimático flotando entre la culerada. Influyen también las dos celebraciones seguidas que hemos vivido esta semana, sin duda, pero en cualquier caso cuando hoy me siente en mi localidad en vez de hacerlo con el gusanillo en el estómago lo haré con la tranquilidad de saber que, pase lo que pase, un día u otro campeonaremos.

Sólo espero que, cuando ocurra, los editores de los rotativos no abusen del Photoshop.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. 10 mayo 2009 11:59 am

    Ojalá toquemos ya título esta noche, medio celebración oficial en el Camp Nou con vuelta al ruedo y cuatro petardos y tres cohetes, sarao en Canaletes, a Valencia, y al regreso, si todo va bien, celebración oficial de los dos títulos, y luego preparar bien lo del 27.
    Hay que programar la felicidad. Programa, programa, programa, que decía aquel.

  2. 10 mayo 2009 9:28 pm

    Lo que yo decía: el resultado de hoy me ha dejado indiferente.

    Será curioso que este título nos lo entregue el Madrid la semana que viene sin que juguemos, dado lo pesaos que se han puesto este año…

    Bueno, más concentrados de cara a la Copa. En parte mejor.

    In Pep we trust.

    Amén.

  3. Ant. permalink
    11 mayo 2009 12:06 am

    Tenia malas vibraciones en el partido contra el Madrid. Ganamos (y de qué manera).
    Tenia malas vibraciones en el partido contra el Chelsea. Pasamos (y de qué manera).
    Tenia buenas vibraciones en el partido contra el Villareal. Nos hemos quedado a dos velas.

    Tengo malas vibraciones para el partido de la final de Copa y para la final de la Champions. Supongo que eso debe ser bueno.

  4. 11 mayo 2009 10:37 am

    totalment d’acord, de fet si hagués pogut triar abans, hauria escollit derrota rm + empat fcb, màxima concentració per la copa, (a més encabronats pel gol al 92) i en cas de pringar la copa, el finde encara podriem celebrar (dios mediante) la lliga.

    OË!

  5. Corvo permalink
    11 mayo 2009 11:23 am

    Este empate nos acerca más a la copa del rey.

    Lo de Iniesta es una putada muy gorda.

  6. 11 mayo 2009 5:54 pm

    Dr.J… retiro lo que le dije sobre la psicología del deporte.

    Es ud. un crack. No he podido contener la sonrisa cruel desde el domingo por la noche. Entre pensar lo silencioso que se puso el estadio con el empate, y la cara que se les debio quedar a los que ya estaban en canaletas…

    No se, tengo un tick cruel que es algo poco sano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: