Skip to content

Talibanismos

8 mayo 2009

Decía Juan Onieva en la tertulia de Radio Marca que hoy en día parece que si criticas el juego del Barça argumentando que hay otras formas de jugar al fútbol (se refería al buen partido del Chelsea) eres poco menos que un apestado. Según él, tendemos hacia un pensamiento único talibán que puede tener consecuencias perniciosas para el deporte, y ponía el ejemplo del partido que planteó Juande en el Bernabéu: al traicionar sus propias convicciones e intentar jugar de tú a tú al Barcelona para que no le tacharan de “amarrategui” cayó en el pensamiento único y los resultados fueron nefastos para los intereses de los blancos. Según Onieva, cada equipo debe plantear su estilo de acuerdo con los jugadores de que dispone y se puede decidir jugar al contraataque, por ejemplo, sin que ello le reste un ápice al espectáculo.

Viniendo de quien viene la opinión uno ya imagina que hay mucho resentimiento de por medio, pero aun así creo que su reflexión tiene un punto válido: ¿acaso la única vía para maravillar al planeta balompédico pasa por nuestro “estilo irrenunciable”? Que es más vistoso, seguro. Que yo soy un fan declarado, también. Pero hay quien se extasia ante el poderío del juego físico, ante el tacticismo italiano o ante los contraataques veloces, y no deberíamos despreciarlos tan alegremente. Hay quien dice que el único estilo válido es ganar, y aunque no comparto la filosofía resultadista puedo imaginar que haya gente dispuesta a aguantar temporadas infames sólo por el minuto de gloria final.

La cuestión es: ¿quién queda más satisfecho a la postre? Como se trata de cuestiones subjetivas el asunto es muy difícil de valorar. Podríamos haber acudido a Stamford Bridge una semana antes de la semifinal y preguntar a los hinchas ingleses si estaban gozando de la temporada, y luego comparar con el hincha culé estándar. Si preguntamos después seguro que nosotros disfrutamos más, pero si hubiera pasado el Chelsea la duda quedaría en el aire. Tal vez para nosotros lo de los blues sea antifútbol, pero si ellos priman el fin por encima de los medios,  de haber logrado el pase a lo mejor quedarían más satisfechos que nosotros con el conjunto global de la temporada.

Al final todo es cuestión de no enrocarse en un solo dogma y aceptar variaciones en función del momento de la temporada en el que se esté, de los jugadores disponibles y, porqué no, del rival contra el que se juega (¡oh herejía!). Rijkaard lo comprendió así y nos llevó a nuestra segunda Champions: contra el Milan parecíamos nosotros más italianos que ellos y aun así en el Camp Nou nos colaron un gol que el árbitro anuló, de manera injusta según algunos. Onieva en eso lleva razón: no hay que caer en talibanismos. Ahora bien, lo que sí es indiscutible es que, hasta el momento presente, el “estilo irrenunciable” nos ha llevado a las puertas de lo que podría terminar siendo la temporada más histórica del barcelonismo. Luego, tan mala no debe ser nuestra forma de jugar: lo que venga a partir de hoy puede depender de otros avatares que alteren el desenlace deseado, empezando por lesionados, siguiendo por expulsados y terminando con el factor suerte o arbitral; pero ello no resta méritos a la forma en que hemos llegado hasta aquí.

No caigamos en talibanismos, cierto, pero tampoco neguemos que, puestos a hacer la temporada redonda, más vale llegar a la meta bailando a lo Fred Astaire que a tropezones y sacando la lengua fuera. La testiculina es un mérito, sí, pero a Van Gogh no le salieron “Los Girasoles” por cojones.

Anuncios
14 comentarios leave one →
  1. 8 mayo 2009 10:23 am

    J

    definitivamente te has vuelto cruifista…no se que hacer contigo ehhh

  2. Penélope permalink
    8 mayo 2009 10:32 am

    Uff no se Jordi…he disfrutado mucho toda la temporada pero si al final no se ganara nada…tendría poco consuelo con el juego sólo.

    • 8 mayo 2009 3:17 pm

      Si, pero al menos tendríamos ese consuelo. No creo que el Madrid, quedando segundo, pueda decir: “pero lo que hemos disfrutado yendo al bernabéu…”

      Se juegue como se juegue, el que lo hace mejor, suele ganar.

      • Penélope permalink
        8 mayo 2009 3:23 pm

        me importa un egg lo que piensen en madrid del madrid, Alex

  3. 8 mayo 2009 10:43 am

    els girasols potser no va ser un tema de cojones, pero d’orejas potser sí…

    Avui si concrepo amb tu. Un prefereix un determinat estil. Ok, collonut. Però això no te perquè implicar cap superioritat moral rotllo “la única veritat universal possible és la meva i el resto esteu equivocats”. En fins, com si no fos prou l’etern debat del resultadisme, per a més combinar-lo amb tonelades d’oportunisme i hipocresia. Tan fungol de toc van ser els 2 úlitms anys de Reijcar o Croif com enguany, la 05-06 o la 91-92.

  4. 8 mayo 2009 12:38 pm

    Concrepo. Hace tiempo que aquí abusamos en eso de creer que hay un estilo “moralmente” superior. Lo jodido es que los que defienden a quien se ha forrado ganando títulos con los genes (los plumillas de Madrid) son los que critican hasta de dormidos a la azzurra y al cattenaccio. Con lo mucho que se parecen.

  5. 8 mayo 2009 1:03 pm

    Si no hubiera equipos que practican ese tipo de fútbol patata no veríamos el mérito que tiene este barça. Yo creo que cada uno tiene que jugar con sus armas y si las del chelsea o el madrid son esas pues adelante. Yo lo veo bien.

    Hemos elegido un estilo y es el más vistoso, pero el sentimiento y el disfrute culé ya venía de antes sin tenerlo tan definido.

    Y una cosa, dicen que a los catalanes nos pierde la estética, será verdad?

  6. 8 mayo 2009 1:17 pm

    Yo no lo tengo claro.
    Incluso te diría que me decanto por la efectividad.
    De pura chiripa triunfó el futbol el otro dia, de pura chiripa, o sea que…

  7. 8 mayo 2009 3:15 pm

    Buff. este es el nuevo tema para desviar la realidad, que tenemos a tiro los 3 títulos. Pero bueno, hablaremos de ello.

    Me parece perfecto que cada equipo use las mejores armas que tenga disponibles, sea defensa, sea presión, sea contraataque, sea colgar balones a la olla. Pero señores, desengañémonos, se pierde también jugando así. Anteayer el Barça casi no pasa intentando atacar, pero el Chelsea no pasó intentando solo defender. El Madrid va a 7 puntos del segundo jugando directo y sin filigranas, y el primero si que las hace, y resulta más bonito.

    Ganar o perder no depende de como juegues, sino de que lo hagas bien. Si juegas a patapún p’arriba mejor que ataca el Barça, le ganarás. Si no, te ganará.

    Otro tema es que el público se aburra con tu juego. Esto es un deporte, si, pero yo prefiero ir a ver al Barça que ver al Chelsea, por muy buenos que sean todos.

  8. Raimon permalink
    8 mayo 2009 3:21 pm

    Todos los sitemas son válidos, pero cuesta de entender (y molesta que ello tenga éxito) que un equipo que se gasta 400 millones de euros en 5 años juegue como el Éibar y que, en el sumum de la desfachatez, jugando en casa, ganando, y contra diez, saque a su delantero centro y meta a Belleti. No digo que eso merezca un linchamiento, sólo que, en justicia, el que lo hace debería recibir un castigo en forma de eliminación.

    Todo tiene su límite en esta vida.

  9. 8 mayo 2009 6:36 pm

    Stop talibanismo, en nada y siempre, OK, pero mejor saber a lo que quieres jugar y trabajar en esta dirección, porque si compras talento+compromiso jugarás normalmente de una determinada manera, y si compras espiritus guerreros y agonísticos o tacticistas a lo italoargentino, de otra. Lo que no es de recibo es jugar “de acuerdo con lo que tengo” porque te has equivocado y tienes lo que tienes sin quererlo. Si al menos fuese porque no has tenido medios para hacer otra cosa….

    Este es uno, y el otro sería que hacer las cosas bien no es garantia de nada, pero haciendo las cosas mal tienes el fracaso casi garantizado.

    A mi me gusta ganar con este estilo de fútbol, fútbol para niños, claro y limpio, sin historias en las que al final resulta que un Pizo Gómez es una pieza clave del equipo y el Técnico se explica de una forma que no le entiende ni su madre. Y también me gusta ganar, y me encanta que mi equipo sea capaz de meterle un 2-6 al Maligno con una exhibición que deja estupefactos a los turcos y unos dias más tarde sea capaz de eliminar al Chelsea, sufriendo, con diez, en tiempo de descuento y con un golazo de Iniesta, rematando de primeras y por primera y única vez en todo el partido, entre los palos, una asistencia lateral, sin controlar y a lo Hugo Sánchez, ante la estupefacción de troyanos. Mayor productividad imposible; ni los italianos. ¿Dónde está escrito que el talento y el esfuerzo no pueden convivir?

    Pase lo que pase, costará que lo de este año lo volvamos a ver y a vivir.
    Soy feliz, tralarí tralará.

  10. Corvo permalink
    8 mayo 2009 7:22 pm

    Yo estoy con Rai. Cuando eres un club top se te tiene que exigir algo más que los títulos. Y el amigo Guus se pasó de amarrategui tres pueblos.

  11. rafamapa permalink
    9 mayo 2009 12:56 am

    Qué es prioritario para el club, ganar o jugar? Lo mejor, obviamente sería ganar jugando.
    Qué tipo de juego: vistoso?, artístico?, eficaz?.
    Lo que está claro es que pocos jugadores son capaces de jugar a mas de un tipo de juego, pr lo que la elección que se haga condicionará el/los resultados.
    Jugar eficaz y directo, o como se ha apuntado al “patapúm p’arriba” tiene menos condicionantes, pues con buenos atletas, y un poco de talento, ya se pueden conseguir resultados. El Milan de Baresi y Van Basten no realizaba, con regularidad, jugadas de mas de 5 o 6 pases. Y ganaba, ya lo creo que ganaba, porque lo que hacía lo hacía mejor que nadie.
    El juego directo, además tiene la ventaja de que se juega a resultados “cortos”, y si tu “gente de arriba” tiene talento superior a la media, las probabilidades de éxito son mayores.
    Jugar alegre, vistoso y al ataque, exige mucho talento, y preparación física, y coordinación táctica. Es mucho mas difícil, los fallos se notan mas, y, aunque las probabilidades de éxito son algo mayores, has de ser mucho mejor que la media para que tus resultados positivos se mantengan con regularidad. Es mas las posibilidades de “disfunción” son mayores, porque la complejidad también lo es.
    pero es muchísimo mas HERMOSO, resulta un ESPECTACULO INSUPERABLE, y ENAMORA, y compensa mas al espectador, y se recuerda mas.
    Muchos somos capaces de recordar, casi de memoria las alineaciones de Brasil ’70 y de la “clockwork orange” del ’74 y ’78. Si quitamos a Kempes en Argentina (78) y a Beckembauer y “Torpedo” Müller en la Alemania del (74), quién fuera de esos países recuerda a los demás?
    Lejos de mi imponer mis gustos a los demás cual talibán de la vida, pero para ver excelentes atletas, veo Atletismo, para ver tiarrones fuertes haciendo “placajes” veo Rugby o Fútbol Americano, y para ver fútbol del bueno, contemplo al FC Barcelona.

  12. Bye Bye Lliga permalink
    9 mayo 2009 5:56 am

    A mi todas las maneras de jugar me parecen legitimas, pero en eso estoy de acuerdo con Rai, que gastarte una millonada en tener jugadores con una calidad excepcional para acabar jugando como un Numancia de la vida, es bastante penoso y algo cobarde (el cambio de Hiddink jugando nosotros con 10, lo demuestra). Para mi es como si te compras un Ferrari, para luego tunearlo y que te quede como un Kia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: