Skip to content

¿Qué tiene que ver el deporte con la competición?

5 marzo 2009

Yo soy de los que más disfruto trabajando cuanta menos presión tengo. Digo bien “disfruto” y no “vivo más tranquilo”, nótese la distinción. Es decir, que si puedo hacer las cosas a mi aire sin ingerencias externas normalmente me lo paso bien trabajando, ya sea montando una base de datos descomunal o departiendo con los clientes telefónicamente.  Debe ser una cuestión mental, porque a la que empiezan a darme deadlines o me asignan un jefe tocapelotas se joroba todo el tinglado: sigo sacando la faena pero como no me la puedo organizar yo solito la hago de más mala leche, y la calidad del trabajo se resiente.

Pensaba en ello mientras leía los titulares deportivos del fin de semana, ahora que parece que el Barça nota el aliento del Madrid en el cogote y que los fantasmas del pasado se materializan bajo la posibilidad de volver a regalar la Liga a los capitalinos. Como también parece que ha habido un bajón de juego azulgrana coincidente con la buena racha de los merengues (la dichosa teoría de los vasos comunicantes), me pregunto hasta qué punto a los jugadores del Barça les pasa como a mí: cuanta más presión menos a gusto juegan y peor les salen los partidos.

Lo cual me lleva a la siguiente reflexión: si por culpa de la consecución de títulos la calidad del juego va a empeorar, y si los trofeos cada vez más van a parar a las vitrinas de los equipos más fuertes mentalmente pero que menos vistosamente juegan, ¿no hay ahí una contradicción clara entre el espíritu del juego y la competitividad por alzar la copa? Dicho de otro modo: ¿qué tiene que ver en realidad el deporte con la competición?

En un mundo ideal los equipos jugarían para pasárselo bien y para distraer al público, como en las pachangas de la empresa o de casados contra solteros. La cosa empieza a torcerse a la que metes el título de por medio y conviertes un entretenimiento en un negocio. A partir de ese momento, todo vale para conseguir el objetivo fijado: faltas tácticas, entradas salvajes, provocar el fuera de juego, perder el tiempo en el córner, protestar cada decisión del árbitro, simular lesiones, blindajes ultradefensivos… En definitiva, todo lo que está reñido con el espíritu inicial del juego.

Sí, ya sé, si quitas los trofeos el juego pierde interés y la utopía de jugar sólo partidos amistosos sin importar el resultado terminaría por convertir los estadios en monumentos de cemento. Pero aun así, aun así… No sé, cuando oigo a la gente despotricar del juego rácano de ciertos equipos me hace una cierta gracia, sobre todo porque son los mismos que criticaban la alegría de Ronaldinho cuando salía de fiesta tras haber perdido un partido, eso sí, marcando un gol de chilena.

r

Anuncios
24 comentarios leave one →
  1. 5 marzo 2009 8:26 am

    chico no lo acabo de entender, no es tan complicado llegar a primera? como jugador digo? q coño de presión tienen estos como decía Clemente…pagar la hipoteca? amos no me jodas J

  2. Penélope permalink
    5 marzo 2009 9:01 am

    No es lo mismo J, no es lo mismo.

    El futbolista profesional vive con presión siempre, desde que empiezan a jugar en categorías inferiores.

    Además estamos hablando de una plantilla experimentada.

  3. 5 marzo 2009 9:05 am

    además tu crees que Raúl, si si el del Mandril, que ha recibido ostias desde todos los ámbitos, lo han dejado de llevar a la selección etc etc…no ha sufrido presión? mucha más q cualquier jugador del barça…

    y el tio esta cagao y desconectado si hombre si

  4. Rip permalink
    5 marzo 2009 9:22 am

    Pienso, voy a ver cual es la última paja mental del Dr., y me encuentro que ha echo un blog de futbol “alternativo”, los que le van siguiendo de una forma histórica como mínimo merecerías una invitación a paella por su parte, por el esfuerzo que supone.

    O:

    1. Usted no trabaja
    2. Usted no es un multinick, es una multipersona
    3. Està usted haciendo un estudio sociológico, vive big brother

    • 5 marzo 2009 9:24 am

      Bienvenido al club, Rip.

      En realidad no soy nada: soy un programa informático dominado por un mono que aporrea el teclado las 24 horas del día. Al cabo del tiempo suficiente, aparece un post. El programa filtra la paja y cuelga el post a las doce de la noche.

      ENTER.

      EXIT.

      BRRRRRIPPP.

  5. 5 marzo 2009 9:22 am

    No me han entendido: no hablo ni del Madrid ni del Barça, hablo del fútbol en general.

    ¿Estamos o no de acuerdo en que las eliminatorias de Champions, por ejemplo, suelen basarse en el sistema defensivo y el contraataque? ¿Sí? ¿Es eso fútbol? Sí, claro. ¿Es lo que un espectador neutral espera ver cuando mira el partido? No, lo que quiere es ver goles, jugadas de toque y mucha circulación del balón. ¿Por qué? Porque es más divertido.

    Por tanto, a medida que introducimos la competitividad el estilo alegre se va sacrificando en aras del “otro fútbol”, el de las artimañas, las pérdidas de tiempo y demás. Si no importara quién gana un partido, por ejemplo, el estilo de juego sería totalmente distinto, porque a los jugadores les importaría un huevo ganar o perder, o pasar o no la eliminatoria.

    Corolario: a mayor competición, menor fútbol alegre.

    De ahí la pregunta: ¿va la competición en contra del espíritu inicial del deporte?

  6. 5 marzo 2009 9:26 am

    respuesta: NO, y solo tienes que ver el resto de deportes…

  7. Penélope permalink
    5 marzo 2009 9:39 am

    Creo que se puede ver estilo alegre en una competicion , entendiendo lo de “alegre” al estilo, que por ejemplo ha realizado el barça en la primera parte de la competición, con mucha presión, robo de balones y combinaciones entre los delanteros.

    No creo que ese estilo alegre sean los pasecitos de tacón o las filigranas…si lo aplicáramos al basket, los partidos de los globber trotter tendrían más audiencia que la nba, no?

    Eliminar la presión de la competición en el deporte le quitaría toda la gracia

    • 5 marzo 2009 9:41 am

      Estamos de acuerdo, Pe. Pero, en puridad, la competición desvirtúa el juego.

      Evidentemente, ni borracho me soplo yo una temporada de amistosos.

      Sólo era una reflexión teórica, no se me alteren. Ya saben que esto es un blog “alternativo”, como dicen por ahí arriba… 🙂

    • 5 marzo 2009 9:42 am

      asi asi, y si pensamos en el deporte del ligoteo, si no existe la competición de a ver quien puede ligarse a esa pelirroja q acabo de ver cerca de la barra pues eso q pierde la gracia

  8. Penélope permalink
    5 marzo 2009 9:53 am

    David, eso no tiene ver con deporte o competición eso es cosa de vuestros genes cazadores! jajajaja

    • 5 marzo 2009 10:05 am

      vean como la presa se contonea cerca de la barra mientras los depredadores COMPITEN (esto va por J) por llamar su atención…el de pelo rubio le ofrece un cubata, el castaño se toca el paquete demostrando sus capacidades, el moreno se hace el indiferente…

  9. Rip permalink
    5 marzo 2009 10:06 am

    NO,

    NBA, bàsket en general, fútbol sala, tenis, eso solo pasa en el futbol grande.

  10. 5 marzo 2009 10:23 am

    No es lo mismo deporte que competición.

    Si os fijáis, la palabra deporte también se usa frecuentemente para definir algo que hacemos por amor al arte o sin objetivo alguno. “Esto lo hago por deporte”. No tiene nada que ver con el ganar o perder de la competición.

  11. 5 marzo 2009 10:36 am

    Alex está conmigo.

    Las grandes mentes pensamos igual…

    • Penélope permalink
      5 marzo 2009 10:46 am

      todo deporte implica competición contra otro contra uno mismo como era el lema de los juegos olímpicos? más alto, más lejos más fuerte? ( o algo así, no estoy segura)

  12. Elnan permalink
    5 marzo 2009 1:07 pm

    Quizas sea hora de redefinir el futbol y el mundo del deporte en general.
    En F1 no oigo hablar de deporte si no de competicion.
    Apliquemos el mismo termino al futbol y entonces quizas entendamos muchas cosas (o nada, como hasta ahora)

  13. Corvo permalink
    5 marzo 2009 2:09 pm

    Tema complejo sin duda.

    Pero el fútbol actual es un poco como el poker, si no hay algo en juego no lo valoras. Marcarte un farol cuando solo te apuestas garbanzos es muy facil y lo puedes hacer en cada jugada. ¿Es eso la esencia del poker?

    Por otra parte de ser cierto lo que planteas los amistosos serian partidazos brutales y es casi lo contrario.

    Otro tema seria: ¿Porqué la esencia del futbol tiene que ser de caracter ofensivo? Gana el que marque un gol más y eso pasa con un 7-6 y con un 1-0.

    Lo dicho, tema conplejo.

  14. Raimon permalink
    5 marzo 2009 8:10 pm

    Yo antes también era como tú. Pero ahora, si no me exigen mucho, no pego brote.

    En cuanto al fútbol, no te falta razón. El fútbol-piedra es, de calle, mucho más eficaz. Y mucho menos dependiente del cerebro, y por tanto de la presión.

  15. 5 marzo 2009 10:11 pm

    La falta de presión es muy nociva. Los partidos de estrellas, amistosos, amigos de Zidane, USA for Africa, Live Aid y Milan contra Piratas de Orlando son un truño.

  16. Penélope permalink
    5 marzo 2009 10:51 pm

    Off Topic ..MUY GORDO

    Jordi

    MIRA LOST, MIRA LOST YA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: