Skip to content

Esas treinta monedas de plata…

4 marzo 2009
tags:

figocopiaA estas alturas imagino que todos habrán leído la entrevista del que fue jugador emblema del Barça durante un lustro, el portugués conocido como Figo en el resto del mundo y como ……… en la Ciudad Condal (rellenen según convenga). Siempre he sostenido que el Figo que aterrizó en el Madrid no tenía nada que ver con el que militó en las filas azulgranas, y no a nivel de juego (sufrió un bajón lógico por la edad que tenía, aunque dio una temporada y media de lujo al equipo merengue) sino a nivel psicológico. Tampoco es que el portugués fuera un personaje simpático y extrovertido mientras regalaba sus centros a la grada del Nou Camp, pero sí es cierto que a pesar de su timidez y de ser un tipo reservado, mientras vivía en Barcelona su actitud desprendía una cierta joie de vivre que desapareció tras el acto de transfuguismo. Recuerdo las declaraciones de “yo soy portugués”, aquellas portadas madrileñas en las que se le veía hundido en la recepción de su hotel mientras conversaba con Florentino, la cara de resignación cuando el infame Jimmy Jump le arrojó a la cara la zamarra azulgrana en plena final de la Eurocopa… no sé, tal vez me ciegan los colores pero algo cambió en ese hombre, incluso se le notaba incómodo cuando le obsequiaron con el Balón de Oro estando en el Madrid por la temporada que había hecho con el Barça. Lógico, si tenemos en cuenta la presión a la que se le sometió desde el primer día, y el hecho de que muchos vieron en este caso particular el carpetazo definitivo al supuesto compromiso con unos colores que aseguraban tener los jugadores que fichaban por equipos a cambio de ingentes sumas de dinero.

En aquellas épocas se le hicieron numerosas entrevistas, pero estaba claro que jamás se sinceraría mientras jugara de blanco o incluso después, cuando llegó al Inter, pues la polémica quedaba demasiado reciente y sólo con el tiempo (que lo cura todo) y la cabeza fría poco a poco el portugués se iría soltando y contando desde la perspectiva la opinión que tiene de aquellos hechos. Como quiera que a mí me apasionan los tejemanejes psicológicos de estos profesionales sometidos a tan alta presión (un día hablaremos de Henry, otro que tal), saboreé especialmente la entrevista de ayer y me gustaría compartir con ustedes las conclusiones que he sacado de la misma. Empecemos pues.

El titular solito ya paga: “La pelota me liberó siempre”. Cuando uno necesita centrarse en un aspecto de su vida (pongamos por caso, el trabajo) para abstraerse -y liberarse- de lo demás es que algo no anda bien ahí dentro. ¿Demasiada presión del entorno? ¿Sentimiento de culpa, refrendado por el subtítulo “No mentí cuando dije que me quedaba en el Barça. Yo me quería quedar”? ¿Percepción de haber pasado de héroe a villano? ¿Es la pelota lo único que podrá redimirte y lograr que los niños vuelvan a idolatrarte? Lean el siguiente extracto y digan qué les sugiere:

La presión me mantiene alerta, me gusta. Por eso pedía siempre la pelota. Me gustaba arriesgarme. No sé cómo explicarlo, pero con la pelota me abstraía. Sólo tenía que pensar en jugar, en nada más. Es como si con la pelota me liberara de la presión. Por eso me gusta tanto.

¿Realmente da la sensación de que estaba a gusto jugando con ese equipo? Tal y como habla, parece que el balón fuera su único amigo, si bien eso no es del todo cierto, porque en un momento de la entrevista confiesa que Raúl y Hierro le ayudaron bastante en la integración, y supongo que a partir de ahí la afición -que lo observaba de forma recelosa, y recuerdo especialmente una editorial de Relaño en la que afirmaba que Figo “no es madridista ni es nada”- empezó a abrazarlo como uno de los suyos, al ver que congeniaba con los máximos baluartes del madridismo en el equipo. Táctica inteligente, sin duda, dirán algunos malpensados, pero yo creo que la amistad que se fraguó ahí es sincera, propiciada por ese mal trago que estaba pasando el portugués.

Cuando más adelante habla de su relación con el capitán blanco, cuenta: “No fue un momento fácil para mí. En el Barça lo tenía todo.” Y ahí da la razón a los que sostenían que la firma del contrato que su representante le ofreció para presionar a Núñez en el fondo fue un error. De no haberlo sido, el momento no habría resultado tan duro, digo yo, y si uno lo tiene todo en un sitio, ¿por qué dejarlo por una aventura de incierto futuro? Sin embargo, afirma “No sé si la mitad o el doble, pero fui muy feliz. Todo me fue muy bien. En el Barcelona lo tenía todo y asumí un riesgo, pero, al final, fue una decisión acertada.” ¿Asumí un riesgo? ¿O más bien fue obligado a asumirlo (vuelvo a “no quería irme del Barça”)? En cualquier caso, al final consiguió la felicidad (efímera, dado que no tardó en emigrar para Italia a la que las cosas se torcieron), aunque me llama la atención lo de “gané prestigio en términos colectivos e individuales”: el objetivo es ganar prestigio (¿egoísmo?) a costa del equipo en el que se juega. ¿Felicidad igual a prestigio?

Luego viene el párrafo del perdón: “no reniego de mis años en el Barça en absoluto. Me enorgullezco. Es un honor haber jugado en él. Son cinco años de mi vida de los que presumo”; la resignación “No puedo cambiar mi pasado ni quiero” (¿ya que no puedo, no quiero?); de nuevo la petición de perdón y la asunción de responsabilidades: “Asumo mi responsabilidad. Es normal que, si me voy del Barça, la gente me odie. Yo asumo mi culpa y mi responsabilidad” (repetido dos veces, en plan autoflagelación); la justificación de su conducta: “Fue una respuesta a la forma en que estaban jugando conmigo”; la admisión de uno de los pecados capitales “Mi único error en aquellos días fue una entrevista en la que dije que no me iba”, aunque un pecado involuntario: “No mentí cuando dije que me quedaba en el Barcelona. Yo me quería quedar”; y el deseo para el futuro: “Cuando deje el fútbol, viviré en España y volveré a visitar Barcelona, no lo dude.”

En este deseo es donde más claramente detecto yo el sentimiento de culpa, que justifica de una forma bastante exagerada a mi modo de ver: “Tengo la conciencia tranquila. No he matado a nadie.” Que yo sepa, se le llamaron muchas cosas, pero nunca asesino. Nuevamente el perdón: “Sigo teniendo mucho respeto a la afición del Barça, una hija catalana, a mi esposa la conocí allí… Para mí, es un sitio importante.” A partir de ahí, culpa a la prensa del odio que sintieron por él los aficionados culés: “dijeron que era un criminal” (nuevamente, el perfil asesino), y pasa a evocar los momentos felices del matrimonio (“Fueron cinco años maravillosos. Mi mejor época en términos de juventud. Mi primera experiencia fuera de mi país, trabajar con Johan Cruyff…”) hasta que le pillaron metiendo los cuernos a toda la parroquia. Y sigue machacando: “Fue la razón por la que fui a Barcelona. Inolvidable. Estoy feliz y orgulloso de haber jugado en el Barça” (¡qué bellos éramos cuando éramos jóvenes e inocentes!) y, de nuevo, un “No reniego de mi pasado ni puedo” (no quiero, no puedo).

Otra cosa que sorprende es lo extenso de sus halagos a la afición y al club culé (y eso que acabaron haciendo vudú con él), mientras que por comparación del Madrid sólo habla en términos elogiosos de Raúl, Hierro, en cierta medida de Florentino (hasta que se nos rompió el amor) y de Del Bosque. Ni una palabra sobre la afición blanca, curiosamente. En el Barça, además, elogios para Xavi, Guardiola, Cruyff, Robson, ¡Van Gaal! y reproches a Núñez (¿lo culpa de su desgracia?). Ronaldo como comodín (jugó con él en ambos equipos). También habla bien del estilo de juego del Barça (“Es mi filosofía del fútbol porque crecí así y me gusta mucho”: ¿identificación personal con las señas de ese club, justamente?), y ofrece la retraca con la aseveración “tú preguntas a diez personas qué juego prefiere y elegirán el del Barça. Me encantaría que le fuera bien y ganara títulos” (en referencia a Guardiola). Y ahí, cuando habla del actual míster del Barça, dice lo que yo creo es una de las frases más sinceras de toda la entrevista:”lo primero son los amigos”. Las personas por delante de las instituciones, de ahí que cuando habla de los clubs en los que ha jugado hace siempre hincapié en las relaciones personales. Figo es amigo de sus amigos; en los clubs simplemente trabaja. Por eso, imagino, le he oído decir muchas veces que cuando termine su etapa de jugador romperá su relación con el fútbol (para él simplemente un negocio, un trabajo). O tal vez es que en esas relaciones pudo encontrar el soporte para resistir cuando el resto del mundo lo insultaba, lo miraba de reojo o simplemente le daba la espalda.

Mención especial a la frase: “Yo me comprometo siempre y exijo respeto.” Puede parecer una paradoja que sea precisamente este jugador el que habla de compromiso, pero en realidad eso revela un rasgo definitorio de su personalidad: su percepción del compromiso es exclusivamente a nivel profesional, no va más allá y sobre todo no entra en sentimentalismos. Por eso se larga de los clubs cuando no le dejan jugar, dice. Porque no le respetan. Del respeto por la afición, ni mu. Del respeto a los colores, nada de nada. El respeto y el compromiso se circunscriben únicamente al terreno de juego. Ahora hace falta saber si se lo cree realmente o si es una mentira que se repite a sí mismo una y otra vez para evitar ver en lo que se ha convertido.

En definitiva, un hombre que está sufriendo un proceso de expiación, con un cierto complejo de culpa en su interior, buscando el perdón de todos aquellos que un buen día dejaron de creer en él como persona. O simplemente un tío frío y con las ideas muy claras dispuesto a dar el callo hasta el final para todo aquel que esté dispuesto a pagar por sus servicios. Ustedes dirán.

Anuncios
24 comentarios leave one →
  1. 4 marzo 2009 9:10 am

    Como bien dices, el tiempo lo cura todo. Y este hombre, cuanto más avance el tiempo, más será recordado por lo que hizo aquí. No dudarán den recordarnos su espantada desde Madrid, pero bueno, que hi farem.

    También creo que fue más feliz aquí, el agobio de toda clase de prensa en Madrid tiene que ser insoportable.

    Fue uno de esos errores del futbol que privan al jugador y al equipo de disfrutar uno del otro.

  2. Penélope permalink
    4 marzo 2009 9:52 am

    Es el responsable de la mayor decepción que me ha dado el futbol… ni siquiera las finales perdidas me hicieron el daño que me provocó ese tío.

    Que le den.

  3. 4 marzo 2009 11:38 am

    Em va agradar l’entrevista, al moment vaig caure en lo que dius: 2/3 parlant del FCB i el resto generalitats i una miqueta del RM. També la vaig interpretar com una espècie de penediment. Està clar que no li va sortir gràtix, també està clar que hi vam perdre més nosaltres que ell.

    I sí, sí és un assassí d’afectes. És essencial fer visible que no es pot traïr sense motiu i de manera tan artera, impunement.

  4. Elnan permalink
    4 marzo 2009 11:51 am

    A mi me da que Figo esta preparando el terreno para poder regresar a Barcelona sin riesgo de ser atropellado (fisica y verbalmente) por barcelonistas despechados.

    A mi no me cabe duda de que el no queria irse y que la jugada le salio rana. Pero si te la juegas apechuga si el resultado no es de tu agrado. En su pecado iba incluida la penitencia.

    Y si, su marcha fue el despertar del sueño del amor a unos colores en el que todos caimos y del que espero que hayamos aprendido, vive Eto’o!

  5. Corvo permalink
    4 marzo 2009 1:09 pm

    No olvidemos que recaló en el barça porque ya hizo de trilero en italia. La juve y el parma pueden dar fe de ello.

    Creo que llegó a sentirse culé pero no así merengue.

    Supongo que toda la pasta que gano con aquello le valió la pena… o no.

  6. 4 marzo 2009 1:13 pm

    Francamente, no me esperaba una entrevista en este tono.

    Interesantísimo desglosarla frase a frase. Ansío a que llegue Rai y nos dé la impresión general que se ha llevado con ella.

    Psicólogo aficionado que es uno, aunque como digo en el post, a lo mejor me ciegan demasiado los colores y lo veo todo como lo quiero ver.

  7. 4 marzo 2009 2:36 pm

    no acabo de entender esa fijación con Figo, acaso hasta entonces nos se habían dado cuenta del caracter mercenario de todos los jugadores del futbol (cruiff, maradona, schuster, etc…)?

    en el zaragoza como siemrpe hemos vendido jugadores lo tenemos más que claro, y es jodido escuchar a Victor Muñoz, Pichi, etc, hablar de su época del barça y no decir ni mu del zaragoza, como creen q nos sentimos?

    son profesionales y es lo que hay, los colores como mucho para los que se forman en la casa, lo demás es hipocresía…

    • 4 marzo 2009 2:50 pm

      Supongo que la fijación viene por cómo se fue y adónde se fue.

  8. 4 marzo 2009 2:55 pm

    como se fué? vino uno y pagó su claúsula, algo que el Barça ha hecho con jugadores de otros equipos no? o que piensan q a los otros equipos no les jode?

    donde se fué? al madrid, como laudrup, chuster, milla…me dejo a alguien seguro…

    para mi el peor error q comete el barcelonismo es esa fijación por el madrid, si tanto te comparas es que te sientes inferior…y me jode muchisimo

    • 4 marzo 2009 3:46 pm

      Joder, Gnomo, la entrevista, el hecho de ser el capitán, el tío más querido de la plantilla, el “yo no me iré nunca de aquí”… ¡menudo culebrón montaron, colega!

      Y no creo yo que fuera fijación por el Madrid: otro que se piró causando “sensación” fue Ronaldo al Inter, y bien que lloraban los culés por las esquinas. Como bien dices, Schuster, Laudrup, Milla… ya sólo se recuerdan como anécdotas (a Laudrup se le ha aplaudido posteriormente en el Nou Camp), pero lo de este hombre fue muy heavy.

      Oye, que lo insultaban hasta en Inglaterra los aficionados: recuerdo un foro en internet de la Premier en el que debatían el “caso Figo” y los que echaban pestes no eran del Barça, precisamente…

      No se puede comparar este traspaso con otros: aquí hay una carga psicológico-emocional mucho más fuerte que en cualquier otro caso.

  9. Penélope permalink
    4 marzo 2009 3:12 pm

    para mi lo peor, fue esa última entrevista, con la samarreta diciendo que no se iba, el día antes ( el colmo del cinismo

    confiando en que la jugada le iba a salir bien…al más puro estilo trilero.

    que se joda, espero no encontrármelo por barna

  10. Raimon permalink
    4 marzo 2009 3:55 pm

    Qué quieres que añada? El psicólogo eres tú.

    Estoy de acuerdo al 100% con tus conclusiones, pero iría algo más allá: acepto que en el trasfondo de la entrevista se adivina una intención de admitir las culpas y buscar el perdón, pero creo que el tipo es tan jodidamente engreído que no llega a tener los arrestos suficientes como para solicitarlo de forma abierta.

    Estoy con Pe. Que le den. Que se joda.

  11. 4 marzo 2009 4:12 pm

    rencorosos que sois unos rencorosos cony!!!!!!!

  12. 4 marzo 2009 4:15 pm

    yo cada vez q oigo a Victor Muñoz o a Pichi hablando de “su barça” me entran ganas de patearles la boca y lo digo en sirio…

  13. Penélope permalink
    4 marzo 2009 5:06 pm

    bien ahí mi Raimonchu…

    es más podemos montar un pelotón de bienvenida para cuando se le ocurra pisar el Prat

  14. 4 marzo 2009 5:57 pm

    Hay poco que añadir a lo que tú has dicho. Creo que interpretas como interpretamos muchos las palabras de Figo. La cara de Figo el día de la presentación en Madrid lo decía todo.
    Por cierto ¿no eran treinta monedas de plata? no es que sea un experto en los evangelios es que me acuerdo del doctor Wilson diciéndole al inspector Tritter (ese sí que me lo hizo pasar mal) que necesitaba 30 monedas para traicionar a House.

  15. posi permalink
    4 marzo 2009 6:00 pm

    sí, que le den.
    también estoy convencido que no quería irse, pero no todo fue una jugarreta de su representante. evidentemente de no ganar florentino las elecciones figo también hubiera ganado una buena pasta. Lo que pasa es que nunca creyeron que Florentino ganaría después de que el madrid llevara 2 champions en 3 años. No contaron con las trampas que haría florentino con el voto por correo.
    creo que el día de su vuelta lo hicimos madridista, pero me da igual. ese día el tío se acojonó, luego al cabo de 2 años ya vino a disfrutar (con el cochinillo el tío disfrutó, vaya sí disfrutó).
    recuerdo que una de las cosas que pensé cuando lo ví al lado de Di Stefano con ese polo asquerosamente blanco fue: ¿cómo le explicarás a tu hija que no puedes pisar la ciudad donde nació?.

    shuster y laudrup tuvieron razones para irse, los puedes llegar a entender pero Figo no.

    Y eso sí, no descartes que el culpable mayor fuera núñez. estoy convencido que se alegró al verlo de blanco.

    • 4 marzo 2009 6:04 pm

      Sí, tienes razón, pero recuerdo que el pecident aseguraba tener atado a Van Nistelrooy y no sé quién más por si sucedía lo que sucedió. Ahora, como se piró nunca llegaremos a saberlo…

      Pero concrepo: el tío seguro que se lo pasó bomba viendo como le tiraban el cochinillo desde su butaca.

  16. Penélope permalink
    4 marzo 2009 6:30 pm

    no sigáis que me está entrando una mala leche…

  17. 4 marzo 2009 6:31 pm

    ¿Y el representante de Figo? Seguro que Mendes (¿era Mendes?) no ayudó mucho.

  18. fotem riure permalink
    6 marzo 2009 1:29 pm

    duríssimes declaracions: “¿cómo le explicarás a tu hija que no puedes pisar la ciudad donde nació?.”

    Jo sempre l’he considerat un gran jugador, però mai l’he considerat una persona admirable, ni quan jugava al barça, ni m’importa gaire si li sap greu o no,

    Tanmateix dubto molt que sigui realment culé, que parli bé del joc del barça, de guardiola i cruyff és normal, el mateix et diria bona part del món futbolístic, sap de futbol, i igual que no és culé, tampoc és un merengue que negui la realitat

  19. fotem riure permalink
    6 marzo 2009 1:31 pm

    és xulo aquest blog amb aquest theme senzill i clar

    • 6 marzo 2009 1:50 pm

      Sempre he estat un gran defensor de les presentacions minimalistes, fotem.

      Si jo pogués fotre-li ma al YOYA…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: